Portada

Suelo Pélvico Músculo Fisioterapia

By Jamie

Disfunciones del suelo pélvico abarcan una serie de condiciones que varían con algo en común subyacente - Insuficiencia de la norma de la persona de vivir. Si usted sufre de un trastorno del suelo pélvico, sepan que tienen opciones disponibles para hacer frente a su condición. Sesiones de fisioterapia ofrecen una variedad de técnicas que usted puede utilizar para entrenar los músculos del suelo pélvico, que ofrece cierto grado de alivio, y en algunos casos, la recuperación completa.

Ejercicios de Kegel

Uno de los ejercicios que el fisioterapeuta puede utilizar para ayudarle a recuperar el control sobre los músculos del suelo pélvico son los ejercicios de Kegel cada vez más popular. Los ejercicios de Kegel fueron originalmente inventados para ayudar a las mujeres que tienen problemas de incontinencia post-parto. Sin embargo, desde su desarrollo, los ejercicios de Kegel se han prescrito con éxito para una amplia variedad de condiciones del suelo pélvico. Realizar los ejercicios de Kegel en la presencia de un fisioterapeuta capacitado le permitirá tener una respuesta inmediata, que le da información en la que los músculos se contraigan y que le permite medir la mejora en el tiempo.

Para realizar un Kegel, sentarse en el borde de una silla o acostarse boca arriba. Se le apretando los mismos músculos que usaría para detener el flujo de orina. Contrae los músculos a medida que exhala, manteniendo la contracción durante toda la duración de la exhalación. Relájese mientras inhala, sintiendo los músculos descienden de nuevo en su posición original. Convertirse consciente de los músculos del suelo pélvico puede ayudarle a recuperar el control sobre su condición, y su vida.

Técnicas de Relajación

Otra opción de la terapia física es la práctica de técnicas de relajación para ampliar los músculos del suelo pélvico. Esto puede ser practicado a través de la utilización de cintas de relajación proporcionados por su fisioterapeuta, o técnicas específicas de auto-hipnosis. Además, la relajación se puede aprender a través del uso de herramientas de biofeedback - sensores colocados en el suelo de la pelvis que puede permitir que usted vea visualmente la tensión en la zona. Por la reprogramación de su cuerpo para reducir la tensión en reposo muscular en la zona, muchos trastornos del suelo pélvico pueden curar.

Bajo Nivel Terapia Eléctrica

No se debe confundir con la terapia de choque doloroso, el tratamiento eléctrico de bajo nivel es una solución definitiva para los trastornos del suelo pélvico. Al conectar los diodos y el envío de una corriente eléctrica leve en los músculos, que pueden verse obligados a contraer y relajar rápidamente, aumentando el tono muscular y la fuerza. Sin embargo, cabe señalar que el uso de la estimulación eléctrica a menudo causa síntomas a empeorar antes de ver una mejora, por lo que ser conscientes de esta posibilidad.