Portada

Técnicas de Comunicación en Salud Mental

By Jamie



Trabajar en el campo de la salud mental requiere que todos los empleados sean instruidos en técnicas de comunicación eficaces para ayudar a guiar a sus pacientes a través de un plan de tratamiento útil. La comunicación juega un papel importante en la construcción de una relación terapéutica entre el paciente y el terapeuta. Los terapeutas actúan como un modelo a seguir para sus pacientes, lo que demuestra los patrones de comunicación saludables y darles la consideración positiva incondicional.

Escucha Activa

Cuando la demostración de habilidades de escucha activa, es imperativo que el terapeuta no se ve distraído o aburrido con la interacción. La escucha activa significa que el terapeuta escucha historia del cliente, y se repite de nuevo a ella lo que él piensa que escuchó. Esto permite que el cliente se sienta que el terapeuta entiende su situación y la anima a profundizar en el diálogo.

La escucha activa también implica que el terapeuta presenta a sí mismo con una posición abierta. El terapeuta no debe cruzar los brazos o la cara lejos desde el cliente ya que esto puede ser visto como una barrera hacia la conversación. Asintiendo suavemente la cabeza mientras mira a la cliente cuando ella está hablando también la hace sentirse escuchado y comprendido.

Reflejando Sentimientos

Como reflejo de los sentimientos es esencial cuando se trabaja con un paciente enfermo mental, ya que le permite determinar que ha entendido lo que está diciendo y que usted está comprometido en la conversación. Al igual que la escucha activa, lo que refleja los sentimientos del cliente también puede asegurarse de que usted lo ha oído bien; esto profundiza el nivel de comunicación. Los clientes que se dedican a la terapia necesitan tener sus sentimientos verificado ni oído. Esto ayuda a proporcionarles un ambiente terapéutico donde pueden comenzar de forma segura de realizar cambios en sus pensamientos y comportamientos.

Cuestionamiento

Hay muchas maneras para cuestionar a un cliente que sufre de un trastorno de salud mental. Preguntas cerradas-abiertas y son importantes a tener en cuenta durante una sesión individual. Las preguntas abiertas son preguntas que permiten al cliente para ofrecerle una gran cantidad de información. Estas preguntas normalmente comienzan con las palabras "cómo", "por qué" y "cuándo", "y por lo general no se puede responder con una sola palabra.

Preguntas cerradas-se pide el uso de palabras tales como "'son", "hacer" y "puede", y pueden ser contestadas en un sí o no de moda. Selección del estilo de interrogación apropiada puede fomentar una relación terapéutica mediante la recopilación de información relevante sobre el asunto en discusión.

Las incoherencias y contradicciones

Algunos clientes de salud mental vienen a la terapia que sufren de patrones de pensamiento defectuosos o mecanismos de afrontamiento pobres. En la comunicación con los clientes, es esencial que el terapeuta señala suavemente inconsistencias y contradicciones en proceso de argumento o pensamiento del cliente. Las inconsistencias pueden ocurrir durante las comunicaciones verbales y no verbales.

Las incoherencias o contradicciones se producen cuando la emoción de un cliente no coincide con su línea de la historia. Por ejemplo, si un cliente está sonriendo nerviosamente cuando se habla de la muerte de un ser querido, hay una gran inconsistencia. Señalando suavemente esto a un cliente puede ayudar a comenzar a entender las emociones bloqueadas o reprimidos y ayudarles a trabajar a través del proceso de duelo.