Portada

Razones para realizar gammagrafías óseas

By Jamie

La gammagrafía ósea es un procedimiento radiológico nuclear se utiliza para identificar anormalidades en la estructura del esqueleto, tanto física como químicamente. Las gammagrafías óseas se utilizan generalmente para identificar determinadas condiciones médicas incluyendo el dolor óseo, fracturas, cáncer metástasis, e infecciones óseas. El proceso de análisis se relaciona con otros métodos de imágenes de los huesos, tales como resonancias magnéticas y radiografías.

Procedimiento

El proceso tiene dos etapas básicas: la inyección y la exploración. La inyección contiene una pequeña cantidad de materiales radiactivos conocidos como trazadores que emiten ondas gamma que son interpretadas por una cámara especial. Los trazadores se inyectan a través de una vena, y dos a cuatro horas se administran al paciente con el fin de permitir que los trazadores circule a través del cuerpo. La exploración es un procedimiento relativamente simple. El paciente se encuentra acostado y sin moverse sobre una mesa mientras una máquina de brazo como que soporta la cámara gamma detecta la ubicación de la radiación gamma en el cuerpo. Para una exploración completa del cuerpo, el proceso puede tardar hasta 60 minutos, a pesar de las exploraciones de la zona parciales serán, por supuesto, tomar menos. La radiactividad de los trazadores desaparecerá en unos dos días, y se espera que otros efectos secundarios.

Evaluación de los resultados

A través de la exploración, los médicos pueden detectar metabolismo anormal de los huesos a través de los puntos calientes oscuros donde los trazadores han acumulado. El examen en sí mismo es ineficaz en la detección de la naturaleza exacta de una dolencia particular. Sin embargo, la eficacia de la detección del trazador permite a los médicos a determinar con precisión las áreas de preocupación y determinar el tratamiento para una fractura, tumor o cualquier otra condición relevante.

Los riesgos inmediatos

A pesar de la necesidad incómoda para sentar quieto durante todo el proceso y soportar el dolor de la inyección, no hay efectos secundarios significativos en la gammagrafía ósea. Que no supone una mayor amenaza de exposición a los rayos X, la gammagrafía ósea no representa ningún riesgo significativo de reacción alérgica, y los trazadores crear niveles extremadamente bajos de exposición a la radiación.

Pruebas de vigencia y Procedimientos alternativos

Factores particulares pueden afectar el resultado de la prueba de la gammagrafía ósea. Estos incluyen una vejiga llena, que puede bloquear la zona de hueso de la pelvis, la ingestión de bario o bismuto de otra prueba, y las incapacidades que permanecer inmóvil durante el procedimiento. Finalmente, el embarazo se opone a la elegibilidad de exploración ósea. Si se detectan ciertas condiciones, la prueba alternativa puede ser necesario. Estos procedimientos son los análisis de sangre, biopsias, la tomografía computarizada (TC), radiografías resonancia magnética, y.

Condiciones detectadas

La artritis, la necrosis avascular, tumores óseos, fracturas compuestas, displasia fibrosa, osteomielitis (infección del hueso), la enfermedad de Paget, los cambios de radiación, el raquitismo y fracturas por estrés.