Portada

La congestión del pecho Remedios caseros

By Jamie

Congestión del pecho puede ocurrir como una condición crónica o como resultado de un resfriado o la bronquitis. Aunque hay muchos over-the-counter medicamentos utilizados en el tratamiento de la congestión en el pecho, los métodos alternativos están disponibles para aquellos que no les gusta tomarlos. Cabe señalar que, si bien estos remedios caseros pueden ser efectivos, no se entiende como un diagnóstico o tratamiento por una condición de salud subyacente. Si utiliza estos métodos durante un corto período de tiempo y descubren que no están trabajando para usted, busque atención médica de inmediato.

Inhalar vapor

Para el mejor efecto, usted debe hervir una olla con agua y se vierte en un tazón grande. A continuación, coloque una toalla sobre su cabeza, inclínese sobre el bol y inhalar el vapor del agua durante unos 10 minutos. Para un mayor efecto, se puede añadir un gotero de cualquiera de lavanda o aceite de eucalipto en el agua humeante; estos aceites combinados con la ayuda de vapor abren todo, desde las fosas nasales hasta los pulmones, y aflojar la flema de los pulmones, lo que hace que sea más fácil de expulsar.

Aumente sus Fluidos

El aumento de su hidratación rompe la congestión del pecho por el adelgazamiento de la mucosa en los pulmones, haciendo más fácil para abrir y expulsar. Uno de los mejores remedios caseros para esto es hacer gárgaras y beber agua caliente mezclada con limón y miel. Para que sea más eficaz, se puede hervir una rodaja de limón en el agua durante unos cinco minutos. Tras la eliminación del agua, añadir una gota o dos de miel junto con una cucharadita de pimienta de cayena y mezclar juntos. En primer lugar hacer gárgaras con la mezcla y luego beberla. No sólo va a diluir el moco en los pulmones, que también serán calmar a su garganta, al mismo tiempo.

Beba Tomillo

El tomillo es maravilloso para relajarse los pulmones, especialmente cuando se utiliza en forma de una bebida caliente. Para hacer este remedio casero, colocar dos cucharadas de tomillo fresco en una taza de agua hirviendo, tapar y continuar hirviendo durante unos cinco minutos. Retirar del fuego y beber mientras está caliente. Esto también ayudará a aflojar el moco y la flema que causa la congestión, ayudándole a expulsarlo.