Portada

Plan de Ejercicio Fácil para los adolescentes

By Jamie

La adolescencia es un momento excelente para construir hábitos de un buen estado físico. Una rutina de ejercicios equilibrada incluirá el entrenamiento de fuerza, ejercicios aeróbicos y de entrenamiento de la flexibilidad. Mediante la incorporación de éstos en un plan que no tarda más de 30 a 40 minutos al día, puede estar en forma y construir hábitos que le beneficiarán el resto de su vida.

Entrenamiento de fuerza

Esta rutina de cuenta atrás se puede hacer dos veces por semana y no debe tomar más de 20 minutos. Utilice pesas para aumentar la intensidad y el impacto muscular. Comience con 10 abdominales, luego 10 flexiones (rodillas en o fuera de la planta), 10 flexiones de bíceps, sentadillas 10 y, por último, 10 estocadas con cada pierna. En el segundo set, hacer nueve repeticiones de cada ejercicio antes de pasar a ocho y así sucesivamente hasta que se reduce a una de cada ejercicio y terminar la rutina. Si no puede hacer esto muchas series, comience con un menor número de repeticiones y trabajar desde allí. Con el tiempo aumentar las repeticiones y completar toda la rutina.

Entrenamiento Cardiovascular

Las actividades cardiovasculares se deben hacer por lo menos 30 minutos al día, cinco días a la semana, y con una intensidad alta, si es posible. Las opciones incluyen caminar a paso ligero, correr, patinar, nadar, bailar o jugar un deporte como el fútbol, ​​el baloncesto o el hockey. La clave está en aumentar su ritmo cardíaco y mantenerlo levantado para la duración del ejercicio. Haciendo estas actividades con sus amigos o miembros de la familia puede aumentar su motivación y la rendición de cuentas.

Formación Flexibilidad

El estiramiento ayuda a proteger contra las lesiones musculares y otras lesiones asociadas con el ejercicio, y puede mejorar su postura y la coordinación. El estiramiento debe continuar y seguir las rutinas de entrenamiento de fuerza y ​​cardiovascular. Cada estiramiento se debe mantener durante 20 a 40 segundos y se repite dos o tres veces. Completamente estirar cada uno de los grupos principales de músculos, incluyendo los hombros, la espalda, los muslos, las pantorrillas y los brazos.