Portada

Cómo diseñar un Programa de Auto-Gestión del estrés

By Jamie

Cómo diseñar un Programa de Auto-Gestión del estrés


El manejo del estrés es esencial para prevenir enfermedades graves o incluso la muerte. Según la Clínica Mayo, los factores de estrés que experimentan diarias repetidas, tales como problemas financieros o una carga de trabajo grande, es perjudicial para su salud. Su cuerpo va a tratar a estos como amenazas y reaccionar con la respuesta al estrés natural, que incluye un aumento de la frecuencia cardíaca y la presión arterial.

Creación de un programa de autogestión estrés puede ayudarle a lidiar de manera efectiva con el estrés cotidiano que experimentan. Una vez que conozca sus factores desencadenantes y las habilidades de afrontamiento, se puede desarrollar e implementar un plan para mantener su vida (casi) libre de estrés.

Instrucciones

Estrés Identificar

1 Identificar los factores desencadenantes de estrés. Un disparador es algo que pondrá en marcha la reacción de estrés dentro de su cuerpo. Los desencadenantes no siempre pueden ser evitables, pero se pueden tratar. Los ejemplos de factores desencadenantes incluyen esperar en la cola del supermercado o en el tráfico, escuchando a la gente argumentan, tener hambre o cansado o llegar tarde al trabajo o una cita.

2 Anote todas sus desencadenantes y mantener el papel en un lugar visible. Conocer los factores desencadenantes será importante en el desarrollo de habilidades de afrontamiento. Puede ayudar a mantener un pequeño cuaderno o diario en su bolso, mochila o cartera para registro desencadena por estrés durante el día.

3 Piense en sus habilidades de afrontamiento actuales para el estrés, para luego evaluar si esas habilidades son positivos o negativos. Muchas personas tratan o reaccionan al estrés negativo. Según la Clínica Mayo, algunas reacciones negativas comunes al estrés incluyen comer en exceso, la ira, el fumar o beber alcohol. Aunque éstos pueden aliviar el estrés inicialmente, estos tipos de reacciones que se sienta peor después.

4 Escriba sus habilidades de afrontamiento y etiquetar cada uno con una P (positivo) o N (negativo). También puede etiquetar sus triggers con A (evitable) o U (inevitable). Esto le ayudará a desarrollar e implementar un plan efectivo para controlar el estrés.

Cómo sobrellevar el estrés

5 Mira a tu lista de desencadenantes. Determine si puede cambiar el factor de estrés o cambiar su reacción. Para desencadenantes inevitables, usted tendrá que modificar la reacción; para disparadores evitables, puede alterar el factor de estrés o situación.

Por ejemplo, si la espera en la cola del supermercado es estresante para usted, usted puede modificar el factor de estrés por ir a la tienda de comestibles en un momento en que es menos concurrida.

6 Revise su lista de habilidades de afrontamiento. Mantenga las habilidades de afrontamiento positivas y crear alternativas para las habilidades de afrontamiento negativos. Su meta es tener por lo menos 10 habilidades de afrontamiento positivas para utilizar en momentos de estrés.

Escriba una lista de 10 habilidades de afrontamiento realistas para ayudar a manejar su estrés. Las habilidades de afrontamiento tienen que ser relevantes para sus intereses y estilo de vida. Por ejemplo, si no te gusta el baloncesto, aros de disparo no es una habilidad de afrontamiento que va a utilizar. Elija actividades que usted podrá disfrutar y que te hace feliz.

Algunos ejemplos de habilidades de afrontamiento positivas son la meditación, la respiración profunda, fomentando el diálogo interno, la risa, el yoga o ejercicio, hablando con un buen amigo o tomar una siesta.

7 Escriba una lista de personas de apoyo. Nadie puede lidiar con el estrés por sí solo. Usted debe tener por lo menos uno o dos amigos o familiares que pueden escuchar a ventilar o ayudarle a conseguir a través de una situación oscura. Proporcionar a estas personas con su lista de factores desencadenantes y habilidades de afrontamiento para educarlos en su plan de manejo del estrés.

8 Poner en práctica su plan de manejo del estrés mediante la utilización de estrategias de afrontamiento en situaciones de estrés. Sea paciente y seguir practicando las habilidades sobre la base diaria. Puede tomar varias semanas o meses hasta que vea los cambios significativos en su nivel de estrés y reacciones.

Consejos y advertencias

  • Reconocer las limitaciones de su plan de manejo del estrés. No todo el estrés es controlable y puede que tenga que comprometer o aceptar algunas situaciones tal como son.
  • Desarrollar un programa de ejercicios con la ayuda de un médico. Según la Clínica Mayo, el ejercicio se ha demostrado que ayuda a reducir los niveles de estrés mediante la liberación de endorfinas (hormonas del sentir bien).
  • Consulte a un médico o psiquiátrico si se siente fuera de control o no puede manejar su estrés por sí solo.